10 buenas razones para bucear en las Azores

by spotmydive


1. Por el placer de bucear con el tiburón azul

Las Islas Azores son un auténtico diamante puro, codiciado por buceadores de gran nivel, este lugar es uno de los pocos lugares que alberga a un depredador muy veloz: el tiburón azul! Cientos de buceadores sueñan con nadar en compañía de tiburones. Nadar mar adentro en varias islas del archipiélago es una atrevida opción vacacional que está creciendo en popularidad: y la cuna de esta actividad es el monte submarino Cóndor a 10 millas de distancia de Faial o también accesible desde Pico. Esta intensa y única experiencia exaltará tus sentidos en el inmenso océano azul porque sentirás a los tiburones de cerca si pretendes bucear en las profundidades. Este depredador de las profundidades, cauteloso y atento a tus movimientos, será capaz de sentir tus miedos más ocultos a medida que sus aguzados sentidos se agudizan… En una inmersión típica, de 5 a 15 tiburones te harán compañía entre los buceadores y se acercarán al barco….

2. Para admirar un mundo hundido: El Parque Arqueológico Subacuático de la Bahía de Angra do Heroismo

Quién podría creer que buceando en las Azores, en la bahía de Angra do Heroismo en Terceira se puede caminar entre los restos clasificados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco! Se pueden admirar anclas de más de 100 años de existencia, pero lo más impresionante es el descubrimiento de una ciudad inmersa en las profundidades del mar, un mundo tan vivo como un museo de historia natural que nos cuenta relatos. Historias ocultas a lo largo de los siglos… Esta bahía excepcional es una joya de gran belleza porque las coloridas casas de Angra do Heroismo realzan un entorno poco común. Situados en segundo lugar en el podio de los restos de los grandes descubrimientos, sus existencias son testimonios enterrados de nuestra humanidad. Las 40 anclas abandonadas por los barcos a la deriva son testimonio de las estrategias de una época durante siglos, principal punto de parada durante la travesía del Atlántico. No muy lejos 100 metros del Cementerio Anchor se destaca otro sitio de buceo: el naufragio del barco de vapor Lidador naufragado en 1878. Este barco en camino a Brasil a 10 metros de profundidad es un microcosmos vivo de especies marinas …

3. Para contemplar: bucear con el tiburón ballena

El tiburón ballena es el pez más grande en las aguas cristalinas de las Azores, nadar con él es casi bucear con Moby Dick. Su procesión el atún y otros de la más majestuosa hará que su experiencia de buceo sea única y para optimizar su experiencia la isla de Santa María será la más popular para admirar a este dulce gigante de los mares. Para poder disfrutar de este espectáculo silencioso pero que despierta nuestra curiosidad, tendremos que navegar en alta mar lejos de las playas de blanca arena: si tenemos suerte podremos ver a los caprichosos durante las inmersiones costeras en una expedición de snorkeling… Nadar con la reina y su escolta de miles de atunes, peces pelágicos y peces piloto es un perfecto maridaje de los sentidos. Si tu pasión por el buceo te lleva lejos de la costa serás recompensado porque si el snorkeling típico te ofrece un espectáculo maravilloso, lejos del mar te reservará sorpresas a elegir: ¡te cruzarás con delfines y tortugas marinas!

4. Vuelve con gracia: buceando con la Mantis

Las Azores son conocidas por los buceadores por su diversidad del lecho marino, el buceo con la mantis será parte de nuestro top 10. Observar grupos de mantis cerca de la costa es posible en varias islas de las Azores y para asistir a los espectáculos más mágicos, los montes submarinos serán los lugares mucho más apropiados. Esta experiencia se puede realizar mediante buceo o snorkeling. La manta de las Azores es inofensiva para el hombre y para poder verla desde su barco es posible porque busca las corrientes que arrastran comida desde el fondo hacia la superficie. Sólo nada unos pocos metros de profundidad y sus lugares favoritos son la zona alta de Ambrosio en Santa María o el banco Princesa Alicia en Faial. Peces pelágicos, líquenes, jureles, atunes, barracudas también les hacen compañía: ¡es espléndido! …

5. Una vida ajetreada: Rosais Shoal

Esta vez es Sao Jorge que estará en la cima del mundo, a sólo 3 millas Rosais Shoal es uno de los lugares más glamorosos si planeas bucear entre las grandes escobas de peces pelágicos y observar la vida marina a una profundidad accesible. Este mítico lugar es conocido por la variedad de peces que pululan a sólo 15 metros de profundidad. Los trevallies, las barracudas mediterráneas, los líquenes y bancos de anjova estarán también presentes. Y se puede explorar la parte alta de la tierra admirando las amenazantes morenas amotinadas, el curioso pez escorpión y el pulpo imperial. Este viaje a la costa le puede dar una idea de los paisajes de las famosas fajas de la región, las pequeñas llanuras costeras a los pies; escarpados acantilados.

6. Para diversidad: inmersión en alta mar: Formigas y Dollabarat

Bucear en aguas profundas y admirar la claridad de las aguas profundas es posible en alta mar. El Monte Dollabarat y los islotes de Formigas son los embajadores internacionales del buceo en las Azores… En más de 40 kilómetros de tierras un grupo de rocas marcadas por un solitario faro es uno de los puntos de buceo más populares en las Azores. Encontrarse con tiburones, jureles, escoceses es una reunión regular si se desciende 30 metros en esta reserva marina. Y si la curiosidad te empuja a conocer otras especies de la zona crepuscular, sumérgete más profundamente y descubrirás antiguas especies marinas que en su día prosperaron en las costas de las Azores. Espaldas negras, meros grandes, rayas y myctero percas nadarán a tu lado sin sentirse intimidados por tu presencia. Viajar con toda serenidad en Santa María y Sao Miguel es una delicia porque ver delfines, tortugas marinas y ballenas antes de bucear es un espectáculo eufórico.

7. Inimaginable convivencia de especies: el naufragio del Terceirense Graciosa

El sitio de buceo más famoso de Graciosa está a sólo 2 minutos en barco de la playa de Vila da Praia. A 20 metros bajo el mar, este carguero de 40 metros ha estado operando desde 1968 para recoger especies marinas poco comunes. Los meros negros de los wrasses y las cazuelas amarillas rodean los restos e incluso se mueven en las calderas. Fragmentos del naufragio también albergan moluscos y pequeñas especies de peces: este mítico lugar es poner en su “lista de cosas por hacer” cuando usted vaya a las Azores!!

8. Un monte submarino principesco: inmersión en alta mar Princesa Alice

Este monte submarino de 3 horas de duración de Pico y Faial fue objeto de un estudio oceanográfico dirigido por el propio Príncipe de Mónaco… Los montes submarinos de las Azores son lugares de ensueño para conocer grupos de peces pelágicos, pero el Banco Princesa Alice, a unos 40 kilómetros de Faial y Pico, rebosa de una sorprendente vida marina. Sumérgete en estos lugares y conocerás mantis y miríadas de peces pelágicos a sólo 30 metros de profundidad! El fondo marino cede su suave inclinación para elevarse abruptamente de 500 metros de profundidad a 35 metros sobre la superficie. Aunque verás especies típicas de la región con una dimensión diferente de la anterior, aquí hay rayas, meros, pulpos y morenas, pero no hay necesidad de adentrarse para admirar los secretos del mar. Trevallies, barracudas mediterráneas, jureles y mantis te saludarán mientras nadas entre miles de ellos. Y para aquellos que se queden en el barco, las tortugas marinas pueden presentarse y celebrarse una inesperada reunión…

9. Para recordar la historia: bucear en los vestigios de un naufragio de la Segunda Guerra Mundial

Dori no es sólo el nombre de un famoso pez de Disney, es también un enorme naufragio cargado de historia. Este barco participó en la gran operación denominada “Operación Overlord” frente a las costas de Normandía, pero su último hogar se encuentra cerca del puerto de Ponta Delgada en Sao Miguel. Este mega barco de 130 metros de eslora, enviado en apoyo del ejército estadounidense, es ahora uno de los lugares de buceo más visitados de las Azores. En estas estructuras masivas intactas viven barracudas, pageots, incluso bancos de líquenes que invaden este lecho artificial. Esta embarcación, aunque varada a 20 metros de profundidad, es un paraíso para la vida silvestre, ubicada a 5 minutos del barco de Ponta Delgada, las morenas, nudibranquios y casas escogidas por los pulpos porque agradecen las estructuras metálicas y los tubos. Si usted quiere hacer un viaje al pasado en la naturaleza, este lugar es ideal porque este naufragio aunque muerto alberga vida!

10. Para vivir a lo grande: El Caneiro dos meros

A tan solo 100 metros de Corvo se encuentra un conocido sitio de buceo llamado Caneiro dos meros y en estas aguas intactas por el hombre verás meros grandes algo tímidos. Sin embargo esta reserva marina creada de manos del hombre es reconocida como la biosfera de la Unesco porque sus paisajes son de una belleza absoluta. Interactuar con meros de más de un metro de longitud Caneiro dos meros es el lugar ideal e incluso es posible conocer a estos quintetos que tratan de llamar la atención! La competencia es dura porque esta área protegida es una verdadera zona de escondite para todo tipo de especies: las barracudas mediterráneas, el pez loro, la vieja y la merluza negra están también presentes: una verdadera tierra paradisíaca.

Quieres bucear en las Açores? Descubre nuestros centros de buceo socios

Haliotis Faial Azores

Situado en Faial, descubre este centro de buceo

Ver ofertas

Best Spot Azores PADI 5* IDC Dive Center

Situado en Ilha de Sao Miguel, descubre este centro de buceo

Ver ofertas